Lifestyle

2015, ¿y qué pasa con los blogs?

April 28, 2015

STREETSTYLE-NYFW-2014-14

Esta noticia de Vogue.com apareció en mi feed ayer y terminó de cerrar varias ideas que he tenía desde el año pasado. 

Afuera el boom de los blogs fue en el 2009. Me refiero con boom al hecho que bloggers como The Sartorialist, Garance Dore, Bryanboy y Tommy Ton tuvieran asientos en front row para desfiles como el de Dolce&Gabbana. Pero ese instante ha quedado atrás. Los contenidos se mueven distinto, las redes sociales funcionan distinto ahora —Instagram es el nuevo Facebook y Snapchat es el nuevo Instagram—, y la novedad es lo que importa. Como blogger, admito que a veces llega la frustración. No son pocas las ocasiones donde se pone un super esfuerzo en el contenido, en la calidad de las fotos, en el texto, en la citación de fuentes y en general en que un post esté bien escrito y tenga coherencia, para caer en cuenta que los likes en Instagram son los que determinan si el post funcionó o no. La gente quiere cosas distintas, presentaciones diferentes, contenido único y no sólo rebotes de la misma noticia que está por toda la red.

NYC_Bloggers_IntoTheart

Es interesante también este figura de bloggers vendidos, que básicamente hacen publirreportaje a lo que sea y que eventualmente pierden su credibilidad frente a los lectores. No voy a mentir. Me pagan las marcas con las que trabajo y vivo de este proyecto, pero aquí viene el detalle: depende de cada blogger cómo presenta su contenido. Nunca jamás me verán usando una marca que no me guste o en la que no crea. El discurso por la mujer de Everlast, la onda neoyoquina y cosmopolita de Steve Madden, la pasión por el diseño peruano de Vernácula o la iniciativa de Movistar para generar un mayor interés en la moda a nivel local. Mi punto es que cada uno debería apostar por lo que cree. Si no existe pasión, no existe razón.

lbns1

Los bloggers rompimos con la jerarquía vertical de la moda. Democratizamos el rubro y lo hacemos accesible a las personas. No tienes que ser una super modelo ni tener millones en la cuenta para verte bien y vestirte bien. No tienes que comprarte todas las tendencias que salen en los catálogos ni vestir tal o cual prendas sólo porque está de moda pero no te favorece en nada. Creo que eso queda comprobado con posts como la Guía de Gamarra o incursiones a Galerías Brasil de la mano de las hermanas Foronda.

Estamos 2015 y los blogs no pueden ofrecer lo mismo que en el 2010. Cinco años en el mundo digital es muchísimo tiempo, aunque no lo crean. Style.com ha decidido cerrar NowManifest, la plataforma que albergaba blogs de la talla de los de Susy Bubble, Anna dello Russo, Derek Blasberg y Bryanboy. Tommy Ton decidió cerrar Jak&Jil —casi lloro—, Man Repeller evolucionó a una revista digital donde la imagen de Leandra Medine pasó a segundo plano, a Tavi Gevinson le quedó chico The Style Rookie y ahora dirige su propia web para chicas inteligentes, feministas y con estilo en Rookie Mag y Garance Doré abrió su propio estudio de fotografía en Nueva York y lleva su web con entrevistas, belleza y lifestyle.

tavigarance-dore-meets-stella-mccartnery

El tablero se está moviendo y sólo nos queda movernos con él o dar un paso atrás. Pero que no les queda duda de algo: tener un blog es un trabajo real. Postear todos los días, manejar redes, pensar en contenido, tener reuniones y un largo etcétera no se logra con estar tirada en tu cama. Nadie va a postear su foto cuando está hecha un loco con los pelos alborotados, en pijama, escribiendo todo el día  y con pinta de muerte en Instagram. Pero es la vida real. Como diría el artículo en cuestión, no sólo de cupcakes vive la blogger. Y ustedes, qué opinan? Qué es lo que buscan en un blog hoy en día? O simplemente, buscan en otros horizontes?

Comments