Travel

Aventura en el Amazonas: Heliconia Lodge

June 1, 2017

El Amazonas es un mundo increíble. 

En mis pendientes de este año tengo recorrer zonas del Perú a las que nunca he ido, y el Amazonas era la primera de la lista. Fui con la invitación de Terra Verde, una de las cadenas de hoteles más grandes de Iquitos dirigida por la familia Acosta. De hecho, el abuelo de Lula y Karla, las hermanas que me hicieron la invitación, fue el que inició la idea de hoteles y lodges en Iquitos hace años, cuando vio dos turistas americanos rondando por la plaza de Iquitos en búsqueda de hospedaje.

[Fotografías por Andrea Campos Matos]

La primera parada fue en el Victoria Regia, el hotel de la ciudad. Es de un perfil ejecutivo y súper cómodo, perfecto para pasar unos días en Iquitos antes de partir a las profundidades de la selva. Las recomendaciones para este viaje son básicas: harto repelente, bloqueador, prendas no tan descubiertas para no sufrir por picaduras e insolación y hartas ganas de explorar.

Del Victoria Regia fuimos al puerto de Nanay, a orillas del río Amazonas, para iniciar el recorrido en lancha hacia el Heliconia Lodge. Previa parada para contemplar suris (vivos y cocinados), mamey, aguaje, tacacho, cecina y su respectiva pesca del día. La ruta por al Amazonas es aproximadamente una hora en bote, y una segunda aplicación de repelente es justa y necesaria.

La parada obligatoria para llegar a Heliconia Lodge es la Isla de los Monos. Allí viven alrededor de 20 de monos diversas especies bajo el cuidado de una familia de la zona y tres extranjeros alemanes que se turnan cada semana para cuidar a los pequeños y presentar la isla a los turistas.

En la foto de abajo salgo con un mono aullador, Adrian. No pregunten por la casualidad, pero nos llevamos increíble. Más abajo está Pedro, el guacamayo que vive en el Lodge y que le encanta jugar con los niños pero no es igual de entusiasta con los adultos. De hecho, en la foto sale ignorándome completamente.

No les voy a mentir. Una de mis principales motivaciones para este viajar fue hacer Ayahuasca. Lo había considerado por mucho tiempo, pero no me sentía preparada mentalmente. La Ayahuasca es parte de una ceremonia a la que tienes que ir con una dieta previa de una semana (no alcohol, no carnes rojas, no ají, no cigarros, no sexo) y con el respeto a la planta y toda la sabiduría ancestral que representa.

Aún estoy asimilando la experiencia de hace un par de noches, pero sólo diré que es una experiencia única y personal para cada individuo. El Heliconia ofrece la opción de hacerlo en sus instalaciones bajo la supervisión del chamán Máximo, con el que trabajan siempre y que tiene experiencia haciendo ceremonia de Ayahuasca desde hace 20 años.

En este viaje me acompaño mi gemela blogger chilena Majo Arévalo de Viste la Calle. El match de nuestras ropas de baño es 100% coincidencia, pero a estas alturas ya estamos acostumbradas. Estuvimos juntas en Lima Fashion Week y nos emocionábamos con la idea de este viaje selvático. Un mes después, aquí nos tienen.

La ropa de baño que estoy usando es de la marca peruana Solkissed. 

La desconexión en el Heliconia Lodge es absoluta. No hay wifi, la electricidad funciona por grupo electrógeno y el buffet amazónico que ofrecen en el almuerzo es de lo más saludable y delicioso que haya probado últimamente. Era consciente que apenas llegase a Iquitos los mensajes me iban a entrar en avalancha al celular, pero en esos días la tranquilidad de no estar pendiente del iPhone todo el tiempo fue liberadora.

Recomiendo la experiencia al 100%. No dejen de visitar la página de TerraVerde.pe y esté atentos al próximo VLOG de esta aventura amazónica. Suscríbanse al canal AQUI para no perdérselo 😉

Comments