À Paris

#EnParis : Tiffany Bouelle, un arte entre Francia y Japón

23rd September, 2020

El espacio de la artista Tiffany Bouelle, un típico apartamento parisino de estilo hausmaniano, transmite una calma absoluta a pesar de estar a sólo unas calles del Arco del Triunfo, uno de los espacios más histéricamente bulliciosos de Paris.

Tiffany es una artista franco-japonesa con un recorrido artístico impresionante. Ha colaborado con marcas de lujo francesas legendarias como Hermès y Moynat, ha tenido diversas exposiciones en galerías en el corazón de París (en colectivo y en Solo), y es la favorita de revistas como Elle, Grazia y Madame Figaro. – más aquí

A pesar de su exitoso trabajo con grandes marcas y medios, lo primero que resalta de esta joven artista es su manera natural de expresarse y su curiosidad constante por encontrar nuevas personas y descubrir nuevas historias. La imagen cliché del parisino arrogante que mira mal a quien sea que no forme parte de su círculo es conocida, y con una buena razón. Sin embargo, Tiffany Bouelle aborda sin prejuicios los encuentros con nuevas personas y tiene una curiosidad sincera por descubrir historias que la inspiren a crear.

Tuve la oportunidad de conocerla en la inauguración de arte realizada por HON (Her Online Network), una plataforma creada en Estocolmo, y ahora presente en distintas ciudades, que busca conectar a mujeres con proyectos y perfiles interesantes de todos los rubros creativos. Confieso que su trabajo me encantó a primera vista, pero lo que realmente me capturó fue lo que compartió conmigo el día que le hice esta entrevista. La obra de Tiffany puede parecer abstracta a primera impresión, pero es una puerta de entrada a un tema delicado en nuestra sociedad : el cuerpo femenino.

Mujeres jóvenes, mujeres adultas, mujeres con doble nacionalidad, mujeres que sienten que no pertenecen a ningún lugar, mujeres con complejos sobre su cuerpo. El trabajo de esta artista de padre francés y madre japonesa tiene una raíz muy personal. Debido a su doble nacionalidad, en Japón no es considerada como una verdadera japonesa. En Francia, aún hay ciertos sectores de la sociedad que no consideran como un verdadero ciudadano francés a personas con rasgos no-caucásicos. Y el tema de las mujeres, por supuesto.

“Podemos ser bastante crueles entre nosotras” . Tiffany afirma esto con calma, mientras me sirve una taza de té, y conversamos largo tendido sobre la mirada de los medios sobre las mujeres, sobre el estado actual de ser mujer en un país como Francia, y el estado que aún tiene por recorrer Perú para lograr cierto equilibrio en la sociedad.

Tiffany me invita a pasar su atelier, un espacio suavemente iluminado que resalta ese tono de azul particular en sus obras. Se disculpa por el desorden y me comenta un poco sobre los cinco proyectos que está trabajando al mismo tiempo.

“Voy creando conforme voy sintiendo la obra. Me pongo un objetivo antes de comenzar, pero dejo que mi mente fluya mientras estoy en el acto creativo”.

Tiffany Bouelle me confirma algo que suele ser un cliché en el mundo del arte, sobre todo hoy en día con las redes sociales. Ser artista no es fácil, y en Paris, la competencia es feroz.

“Algunas personas ven mi Instagram y piensan que todo es lindo, fácil, que el éxito llega de la nada. No es así para nada. Todo lo que he conseguido ha sido en base a un montón de trabajo, y a motivarme a mí misma cada día”.

Pueden descubrir su universo creativo en @TiffanyBouelle

Get social

Check it out