Fashion

Grand Palais

October 5, 2016

img_1987Y así se terminan mis aventuras en Paris. 

Con fotos en el Grand Palais y los primeros días de frío en la capital francesa. Vienen ya los reportes de Fashion Week en mis columnas y publicaciones, pero no quería dejar en el aire el sentimiento de bienestar y emoción que me ha dejado esta ciudad. Es la primera vez que venía, y he quedado fascinada con ella. En impresiones generales, Paris me ha parecido una ciudad bastante acogedora. A comparación de Nueva York, por ejemplo, que es mas o menos un maremoto de energía cada vez que voy. Estar en Paris es como sentirse en casa. La gente es ligeramente más relajada, se toma su tiempo para disfrutar de las cosas, para conversar, para intercambiar ideas, para un cafecito en la terraza y un cigarrillo después de almuerzo (totalmente cultural).

Fashion Week transforma un poco la ciudad. Más tacos por las calles, más labios rojos y colores vivos, porque el estilo parisino de por sí es super minimalista. Pero lo que realmente me gusta es que aquí la moda inicia una conversación sobre la mujer. Y no una conversación sobre lo que debería o no debería ser. Una conversación sobre lo que la mujer ES hoy en día, y cómo se desenvuelve en el mundo usando la moda como herramienta. Un look femenino, un look andrógino o un look totalmente artístico. Las pasarelas son el aterrizaje visual de todas estas ideas.

• • •

Maxivestido asimétrico Susan Wagner, Trench Coat Capsule, ballerinas Zara, cartera Justa 

img_1910 img_1947 img_1984 img_1958 img_1996

Aquí van algunos datos de lugares de comida típica francesa, para los que vienen próximamente: Le Comptoir de la Gastronomie en 34, rue montmartre, Chez Georges en 1, rue du mail y Le pétit marche en 9, rue de Béarn.

Por ver (además de los clásicos de siempre): muestra de arte en el Palais de Tokyo, Atelier Brancusi en el Centre Pompidou, un cafecito en las terrazas que están frente al Centro, pasear por el Sena. En verdad las opciones son infinitas. Desde una caminata soleada por Champs Elysées y comprar macarrones en Ladurée hasta perderse por las callecitas de Montmartre. Mil y un cosas para ver en La Ciudad Luz.

Comments