Uncategorized

He For She

September 22, 2014

07-08-unwomen-emma-thompson

“A los 8 años me llamaron mandona porque quería dirigir la obra que íbamos a presentar a nuestros padres, pero los niños no. A los 14, comencé a ser sexualizada por los medios. A los 18, mis amigas dejaron de practicar sus deportes favoritos porque no querían verse masculinas. Mis amigos hombres dejaron de expresar sus sentimientos.

Decidí que era feminista y esto parecía fácil. Pero mis investigaciones recientes me demuestran que “feminismo” se ha convertido en una palabra impopular. Las mujeres están decidiendo no identificarse como feministas”.


Emma Watson nos ha sorprendido. Y no me refiero a la calidad de sus palabras (creo que no hay duda que es una chica inteligente), sino al hecho que no acostumbrados a estos momentos reflexivos de parte de estrellas de cine. Emma ha lanzado palabras que cruzan la pantalla grande y los flashes de Hollywood —y las paredes de Hogwarts—, y que llegan a todos y todas.

Emma Watson es feminista, y no porque piense que la mujer es superior al hombre, que el hombre debe ser domado, ni todas las sandeces desinformadas que rodean el feminismo. Lo es porque está consciente de las barreras sociales que tenemos al venir al mundo, por el simple y mero hecho de haber nacido mujeres. Esto no es sorpresa, y sus palabras me tocaron mucho al vivir y convivir en uno de los países más machistas y misóginos de Latinoamérica. (no es broma).

No estoy consciente del momento exacto en el que comencé a ser feminista. Creo que siempre tuve una posición y no consideré necesaria la etiqueta. Pero lo soy porque varias situaciones me han hecho darme cuenta de que algo no estaba bien, de que tenía que reaccionar. Me daba cuenta cuando me decían que lo mejor era no discutir ni ponerse muy radical (por no decir exponer mi punto de vista), hasta cosas más extremas como lo que sucedió con Lima en Shorts. Lo he escuchado en las calles, cuando un hombre le dice a otro que “controle a su flaca”, como si nosotras funcionáramos por control remoto. Creo que lo que más me tocó fue un mail que recibí en el 2011 via Androgyny. Una chica que vivía en Villa María me contaba que le encantaban los leggings pero que no podía usarlos porque la molestaban horrible al salir de su casa. Me decía que una vez se había atrevido a llegar al paradero, pero la molestaron tanto que regresó corriendo a cambiarse. Me escribía triste y frustrada, y me daba una impotencia y rabia infinita. Pero sobre todo, me ponía a pensar en cómo algo que era tan normal para mí podía representar algo casi inalcanzable para otra chica. Las dos viviendo en la misma ciudad.

Ser feminista no es ser una amargada. No es ser machona y reprimida, o feminazi, que veo que es una palabra muy de moda. Es entender que tanto mujeres como hombres merecemos igualdad de derechos y oportunidades. Que todos podemos usar, decir y actuar como querramos, siempre con respeto. Nadie elige si ser hombre o mujer, pero sí que elegimos el trato que le damos al otro.

Androgyny nace de algo de esto. Nace de no querer cumplir con los estereotipos marcados. De decir que está bien si te gusta usar negro de pies a cabeza, usar accesorios extravagantes, usar faldas cortas o labial rojo. De tener la libertad de cortarte y teñirte el cabello sin tener que darle explicaciones a tu novio. De ir a las fiestas donde más te diviertas y no porque “todo el mundo va a estar ahí”. De hacer respetar tu opinión y decisiones, porque nadie debería presionarte a lo contrario.

Soy feminista porque soy consciente que en Perú la mujer ha sido (y es) subestimada. Escribo un blog de moda llamado Androgyny porque no me gustan los estereotipos ni encasillar a las personas. Soy feminista porque creo realmente que los hombres y las mujeres merecemos ser tratados por igual.

“Y si aún odian la palabra, no es la palabra lo que importa. Es la idea tras ella.”

— Emma Watson, ONU. Sept 2014.

 

Comments

  • BUENAZO EL POST ADRI 😉

  • Natalia Iturrizaga

    Admirable Emma!!!… Nos deja mucho por reflexionar. Me encantó el post! Demasiado genial 😉

  • JESSICA MARQUEZ

    Hace menos de 10 dias lei el diario PERU 21 y pude saber de tu blog. Me corte el cabello muy corto (culpa de los tintes se quemo horrible) y fue un salvavidas verte…jaja. Por estos dias tratare de imitar tu look, se puede no?

    • Claro que se puede, y que sea una guía para que encuentres el estilo de corto que mejor te siente 🙂 un abrazo!