Brand New

Miss Perú 2017 y las medidas de la violencia a la mujer

November 1, 2017

“Pero que cojudez, a quién se le ocurre! Sólo en Perú!”

Estas fueron algunas de las reacciones que leí en redes sociales por mis contactos de Facebook (la mayoría peruanos) sobre el anuncio de medidas de las candidatas de Miss Perú 2017. El motivo? No hubo ningún recital de medidas perfectas, sino una exposición desgarradora de los datos que hacen del Perú uno de los lugares más peligrosos para las mujeres en Latinoamérica.

Y es verdad que sólo ocurre en Perú. Nunca, y en ninguna final de un concurso de belleza, las participantes hicieron un anuncio tan contundente sobre este tema. Desde la marcha #NiUnaMenos en Agosto del año pasado, la visibilización de un sistema violento y normalizado en Perú se ha hecho cada vez más fuerte. En televisión, en la prensa, en redes sociales y en los medios en general.

60% de las mujeres peruanas han sido agredidas de alguna manera a lo largo de su vida y casi el 50% ha experimentado violencia en algún momento según este artículo de Huffington Post y la página 132 de este estudio de las Naciones Unidas sobre violencia contra la mujer. Las cifras no mienten. Y las medidas “de infarto” de las candidatas, tampoco.

Por supuesto, hay críticas.

Pero los concursos de belleza no promueven que vean a las mujeres como objetos? 

No son maniquíes de tienda. Las chicas tienen una voz propia y una opinión que es juzgada muy de cerca por los jurados. La presión es abrumadora, y me consta de la preparación de varias que son mucho más que caras bonitas. La verdadera pregunta sería: “Pero estos concursos no estereotipan la belleza a un solo estándar?”. En el Perú, por muchos años, era así. Pero en las últimas ediciones de Miss Perú, y sobretodo en ésta, he visto una diversidad que no veía hace mucho en este tipo de eventos. Juana Acevedo, Almendra Marroquí y Bélgica Guerra dieron ese demostración, que mucha falta hace. Y me alegra.

Por qué usar Miss Peru como una herramienta política? Qué agenda quieren promover? 

Es ingenuo pensar, a estas alturas, que los medios no mueven masas. O al menos las sacuden de una manera u otra. La violencia contra la mujer ES un tema político en nuestro país (en serio, revisen el reporte de las Naciones Unidas, agua de azahar a la mano), donde proyectos de ley a favor de endurecimiento de penas para agresores no pasan, donde videos de hombres arrastrando a sus parejas por la vía pública se hacen virales y donde el sistema judicial es inexistente y está casi de adorno. Si Miss Perú tiene una agenda, es la de concientizar con una cruda realidad.

No me parece la manera. No estoy de acuerdo. 

Sinceramente, se necesita un mejor argumento que éste. Podemos tener muchas críticas contra este tipo de concursos, pero si queremos un consenso nacional para decidir si deben tomar acción o no, podemos esperar sentados. Visibilizar este tema en una vitrina tan masiva y con llegada al público como Miss Perú (los puntos de rating son indiscutibles) es un golpe inesperado y crudo, pero sobretodo, eficiente. Y me considero una mujer feminista, y sé que dentro el mismo movimiento feminista que se está gestando en nuestro país hay muchas opiniones sobre cómo debe manejarse este asunto. Pero el objetivo es único: generar un cambio. Sinceramente, prefiero una acción concreta a una queja eterna. Y aunque no a todos les agrade, esto fue lo primero.

Comments