Mujeres Reales: Viviana de Ferrari

February 15, 2017

“¿Cuándo vamos a dejar de juzgar al otro?”

Viviana estudió en Londres a los 18. Vivió en París a los 20 y trabajó como primera asistente de la editora de L’Officiel, en una de las revistas con más renombre de la capital de moda francesa. Y sí, trabajó en sesiones de fotos con Karl Lagerfeld. Como en Karl, la leyenda.

Pero eso es lo que siempre mencionan de ella. Es siempre el mismo discurso de glamour y moda cada vez que hablan sobre su trabajo. No le molesta, pero está un poco cansada de contar lo mismo una y otra vez. De responder que, efectivamente, el mundo de la moda es glamoroso y realizó stylings con Inès de la Fressange.

Tiene 25 años y bastante más que contar de ellos. Historias de una mujer real.

Fotografía: Pia Mariátegui

Viviana de Ferrari 

¿Cuál fue tu impresión del mundo de la moda cuando estudiaste en Londres, y posteriormente, cuando trabajaste en París? 

Respeto el mundo de la moda. Es mucho glamour y lujo, tal como lo imaginas, pero es también mucho sacrificio y trabajo. Tuve la suerte de trabajar con grandes profesionales que aman lo que hacen y gracias a ellos entendí que si bien la moda me gusta y es un mundo super divertido, acelerado y de adrenalina pura no me apasiona.

¿En algún momento te sentiste abrumada al vivir en ciudades con tanta energía, siendo tan joven? 

Al contrario. Para mí fue una experiencia increíble que marcó mi vida. Me abrió los ojos a un mundo completamente nuevo que me permitió nutrirme, dejar muchos de mis miedos de lado y poder conocer diferentes culturas y personas de todas partes del mundo, con mentalidades muy distintas a la mía.

¿Cómo definirías la belleza femenina en el mundo de hoy? ¿Como un tema de imagen, de físico, de seguridad personal, de actitud, de autoestima?

Sé que va a sonar cliché pero para mí la belleza empieza por dentro. Luego se ve reflejada en la imagen, el físico, la seguridad personal, la actitud y la autoestima. Si estamos bien con nosotros mismos podemos transmitir eso a los demás.

La belleza impuesta por la sociedad, publicidad y los medios, se rige un standard tan alto que no se asemeja con la realidad. Todas las portadas tienen photoshop, es una locura. Y lamentablemente, es el standard por el cual se rigen muchas personas.

En la entrevista con Must, mencionas que Jean Houston, tu mentora de coaching en California, te impulsó a liberarte de tus miedos. “No importa lo que hagas, igual hablarán de ti”, es lo que mencionas en la entrevista con Must.

¿Sentías ataduras por el “Qué dirán” por Lima? ¿O por alguna experiencia en particular?

Si claro, y no solo ataduras. Yo viví el bullying en carne propia. Desde pequeña tuve sobre peso y esto me hizo sentir que no era lo suficientemente buena, que era inferior a los demás.  Tenía el letrero de “la gordita buena gente” en la frente. Fue complicado para mí.

Con el tiempo entendí que si no me aceptaba y aprendí a a quererme no iba a ser feliz. Fue todo un proceso, y uno largo. Encontrar el balance en la vida debe ser una de las cosas más complicadas. Y seas lo que seas o hagas lo que hagas igual van a hablar de ti, pero eso no define quien eres.

¿Cuál ha sido la experiencia que más te ha marcado luego de pasar por este descubrimiento con el coaching ontológico?

Antes de convertirme en Coach tuve una Coach por 2 años y gracias a ello comencé a ver el mundo con otros ojos. Me di cuenta que si yo no me quería primero nadie lo haría por mi.

Para las personas que no están familiarizadas con el tema, ¿cuál es la diferencia de este tipo de coaching con otros?

El coaching ontológico se concentra plenamente en el ser; cuerpo, mente y alma.

Te Permite revisar y optimizar tu forma de ser. Esto te lleva a un viaje de transformación donde uno rompe paradigmas y creencias que nos están limitando y permite que amplies tu mirada y que esto se vea reflejado en tu vida cotidiana.

Nuestras vidas están en cierta forma programadas por nuestras creencias y por nuestra forma de ver las cosas la cual fuimos aprendiendo por lo que vimos con nuestros padres, las personas que nos rodeaban y la creencias históricas que vienen con nuestra sociedad cuando éramos niños. Desde ahí solo hemos ido tomando decisiones en base a lo aprendido y muy pocas veces nos hemos dado la oportunidad de detenernos y reflexionar el coaching ontológico hace que pares, reflexiones y te des cuenta que tu tienes el poder de elegir como quieres vivir tu vida!

El coaching ontológico integra cada aspecto de nosotros; cuerpo, mente y alma.

haciendo que las personas y organizaciones revisen y optimizen sus formas de ser y estar siendo en el mundo. Lo cual te lleva a un viaje de transformación donde uno rompe paradigmas y creencias que nos están limitando.

Si uno produce cambios en su forma de ver y observar las cosas que pasan en su vida permite que la perspectiva se amplíe y encuentra nuevas formas que resuenen mas con la persona que son en ese momento. lo cual nos permite obtener paz interior y felicidad.

¿Alguna artista/cantante/actriz que admires por su trayectoria profesional y como mujer?

Lady Gaga. Además de ser una artista que hace y dice lo que quiere, sin importarle lo que digan lo demás, se respeta y sabe ponerse a ella primero. Ademas tiene una fundación “Born this Way”, que se dedica a promover una sociedad más tolerante, empoderando a personas al ededor del mundo a que se acepten y se amen tal y como son y celebren esa unicidad.

¿Cuál es tu opinión sobre los movimientos feministas que están ocurriendo actualmente? Desde Women’s March hasta Ni Una Menos, en Perú? 

Me parece increíble que en estos tiempos la mujer se esta empoderando, y se ve reflejado en este tipo de actividades. Las mujeres ya no se quedan calladas. Ahora exigimos las mismas oportunidades y respeto por nuestro género.

¿Cuál es tu consejo para las chicas jóvenes que buscan ese incentivo de seguridad en sí mismas? 

¿Cuándo vamos a entender que ser diferentes nos hace únicos? ¿Que la belleza va mas allá de lo físico y que mientras permitamos que nuestro valor como persona sea determinado por el juicio de otros jamas estaremos contentos? Yo decidí vivir una vida libre de vergüenza, a pesar de una sociedad que me dice que no debería de merecerla.

Aceptarnos tal y como somos es el primer paso. Está en cada uno de ustedes decidir si queremos ser felices o no.

¿Cuándo vamos a dejar de criticar al otro por ser muy gordo, flaco, alto, chato, feliz? Pienso que eso se da cuando te quieres tanto que no necesitas buscarle defectos a otro para sentirte mejor, superior o a la misma altura.

• • •

Encuentra su entrevista completa en la última edición de la Revista Must Real Plaza.

Comentarios

Comments