Lifestyle

Mykonos y Santorini: las islas griegas de ensueño

May 12, 2018

Escribo este post en mis últimas horas en Santorini, a punto de partir al aeropuerto para tomar el vuelo de vuelta a Londres. 

Mykonos y Santorini son las dos islas griegas que están súper de moda para vacacionar en el verano europeo. No es difícil entender por qué. El mediterráneo azul, los pueblitos pintorescos pintados de blanco con la cúpula celeste de la iglesia local, la comida deliciosa (tienen que probar la moussaka, una especie de lasagna griega), y los atardeceres más bellos de este lado del mundo.

Mykonos y Santorini tienen sus propios aeropuertos. Pequeños, pero los tienen, y son internacionales además. Eso sí, no hay vuelos directos desde muchas capitales europeas. Por ejemplo, no hay vuelos directos desde París, pero sí desde Londres, Bergen, Venecia y Atenas. Si vienen en Eurotrip, ténganlo en cuenta.

La mejor época para ir: Aunque Julio/Agosto son los meses más calurosos, son también los más concurridos. Es decir, las islas revientan de turistas. Por mi experiencia, lo mejor es venir en Mayo/inicios de Junio, cuando la temporada recién comienza y no tienes que abrirte paso a codazos entre las callecitas estrechas de Oía, Mykonos town y Thíra. Comencemos.

MYKONOS

Primer tip al llegar al aeropuerto de Mykonos: coordinen con su hotel previamente para que manden un transfer a recogerlos. Sólo hay 31 taxis en toda la isla (eran 33 el año pasado pero al parecer dos se retiraron), así que conseguir uno libre es un poco un golpe de suerte. Por los hoteles, pueden encontrar una oferta decente comenzando en 150 euros la noche pero les soy sincera: si vienen hasta Grecia para disfrutar unas vacaciones de ensueño, háganlo como es debido: reserven un cinco estrellas.

Me quedé en el Myconian Imperial, por 3 noches. Es parte de una cadena de hoteles de lujo, Luxury Hotel Collection, y éste es particularmente nuevo. Habitaciones súper cómodas con piscina privada y vista al mar, piscina enorme con bar, restaurant y sushi bar. Los precios van alrededor de 300 euros e incluyen un desayuno buffet con una vista hermosa.

El hotel tiene un transfer a la ciudad de Mykonos. Infaltable perderse entre las callecitas de Little Venice of Mykonos (así la llaman), y visitar algunas de las boutiques con moda y accesorios de diseñadores griegos. Fue aquí donde conseguí mi nuevo bolso de Gioseppo, el que han estado viendo en la mayoría de fotos en mi Instagram. La dueña comentaba que que en Julio/Agosto (temporada alta) el lugar se llena a tope de turistas, entre celebridades, parejas en luna de miel y jeques. Y de todos lados del mundo.

A lado, tienen el restaurant de Elia Beach con el pescado más fresco que probé jamás, al estilo mediterráneo, y es perfecto para tomarse un cocktail mirando el atardecer. La temperatura del mediterráneo puede llegar 26 grados en Agosto, pero si vienen en Mayo, encontrarán un mar de 18 a 20 grados. De cualquier forma, confirmo que el clima ya está bueno para darse un salto.

Recomiendo quedarse un máximo de 4 días en Mykonos. La isla es bella, pero si quieren seguir con la aventura, pueden tomar un barco en el New Port (yo tomé el Naxos Jet, reservación previa) para que los lleve a Santorini. Dos horas de viaje marítimo con una vista incomparable.

Santorini

Es de lejos más turística que Mykonos. Y la oferta de hoteles varía aún más. Siguiendo el instinto por la buena experiencia en el Myconian, el Sr. Androgyny y yo nos quedamos en el Vedema, de la misma cadena. Aunque no tiene vista directa al mar, el hotel es bastante cómodo y tiene extras como jacuzzi temperado y un gimnasio bastante grande (ejem, que usé sólo una vez). Nuestro plan de vacaciones era 50/50 entre tiempo de chorreo en el hotel y visitar las pequeñas ciudades griegas

La manera más rápida y fácil de explorar Santorini es alquilando un auto. Los precios van desde 40 a 60 euros por día y tienen la libertad de explorar la isla a su antojo. Nosotros fuimos a Oía, a 30 minutos en auto del hotel, y al día siguiente a Thíra, la capital, a 15 minutos.

Y lo mejor para el final: un paseo en yate por toda la costa oeste de Santorini, incluyendo una breve visita a la isla-volcán, snorkelling para echar un vistazo a la fauna acuática del mediterráneo y una parrilla con pescado fresco acompañado de vino blanco. Tip importante: no llevar un bikini nuevo, y menos uno blanco. Las aguas volcánicas de la isla tienen el poder de hacer batik a las ropas de baño de colores claros. Y por supuesto, no olvidar los básicos: bloqueador, gorro, gafas de sol y una chaqueta ligera para las últimas horas de sol.

Fact 1: el 90% de los turistas que van a Santorini lo hacen en parejas. Las parejas que van usualmente están en luna de miel. O van para la pedida de mano. Si hay algún romántico entre los lectores, ya saben.

Fact 2: Un taxi promedio en Mykonos y Santorini está entre 15 y 30 euros. No se dejen engañar si quieren cobrarles 60 euros o más (nos pasó). De cualquier firma, sale casi igual que alquilar un auto por el día.

Fact 3:  Para mí el griego resulta francamente incomprensible (ver menú de las primeras fotos). Pero no hay problema: la isla es súper turística, así que van a encontrar personas que hablan inglés en todos lados. Español, no tanto.

Comments