Brand New

Osmosis: una serie más sobre la búsqueda del amor verdadero?

4th April, 2019

‘Osmosis’ es la nueva serie francesa de Netflix, lanzada el 29 de marzo 2019, y llega con el tema favorito de muchos: cómo encontrar el verdadero amor.

Con guiños de los episodios ‘San Junipero’ y ‘Hang the DJ’ de Black Mirror, y una pizca de ‘Sense8’, ‘Osmosis’ nos presenta un proyecto prometedor y los distintos perfiles de sus participantes, los cuales se ve amenazados por peligros inminentes. Sin embargo, a diferencia de la serie de las hermanas Wachowski, en ‘Osmosis’ este vínculo no es orgánico, sino generado por una tecnología en un futuro no muy lejano, en Paris.

Los protagonistas: los hermanos Vanhove

La pregunta que propone ‘Osmosis’ es sencilla: quieres encontrar a tu alma gemela, tu verdadero amor? Incluso los más reacios y escépticos no pueden negar que es un tema que atrae, inevitablemente, a todos. Aún más con el aislamiento que producen las redes sociales, la vorágine de validación que vemos en las redes a diario y, eventualmente, el aislamiento producido por buscar crear un alter ego y una vida en el mundo digital, en lugar de vivir en el mundo real. A todo esto, el texto de “Solos y conectados, la paradoja de la soledad en la época de las redes”, les puede dar una visión más clara del último punto.

Hay algo que me sorprende todo esto. Antes, las películas y series televisivas mostraban —con mayor o menor precisión— lo que sería un “futuro lejano”. Dígase, los Supersónicos (1962) con las videollamadas, medios digitales y pantallas planas pensadas para el 2062.

La misma cantidad de texto, pero en la tele.
Si lo ponían en el celular en lugar de tele hubieran predecido los fitness apps.

Nos acercamos más al presente: Volver al Futuro (1985) con su visión del 2015: drones para el uso diario, pagos inalámbricos con dispositivos electrónicos y los dispositivos biométricos (huellas digitales para reconocer y desbloquear).

Sin embargo, lo que hace que ‘Osmosis’ —así como ‘Hang the Dj’— se relacione directamente con el público (más que San Junípero o Sense), es que una tecnología que te permita facilitar la búsqueda de tu otra mitad no estará disponible en un ‘futuro no muy lejano’. Ya existe. Y probablemente, ya la hayas utilizado. Pero como toda tecnología en su fase inicial, tiene sus fallas. Y estas populares series de Netflix hacen énfasis en ellas y brindan una aparente solución: no sólo te proponemos una foto y una descripción, sino que te aseguramos una compatibilidad perfecta.

En teoría, suena perfecto. Y aunque ‘Osmosis’ tiene una trama mucho más extensa e intrincada que ‘Hang the Dj’ — es una serie completa de 10 episodios la primera temporada—, e incluya ángulos mucho más realistas como las dificultades financieras de una start up revolucionaria o la volatilidad egoísta de las emociones humanas, hay un punto clave que creo que la mayoría de estas series pasan por alto. Y es una opinión muy personal que paso a explicar.

Si hay algo constante en la vida de todos nosotros, es el cambio. Así como nuestra cuerpo cambia a lo largo del tiempo, lo hacen también nuestras emociones y nuestra forma de percibirlas y asimilarlas. El ejemplo más concreto: no concebimos el amor de la misma manera cuando tenemos 15 años que cuando pasamos los 35 (sólo recuerda tu primer amor).

Las experiencias de nuestras vidas se encargan de formar nuestra visión de las cosas, y sobretodo, del amor. Y esa es la exacta razón por la cual sería imposible encontrar a un alma gemela, el amor eterno, la media naranja para toda la vida. Todos estamos cambiando, todo el tiempo, y si bien puedes encontrar el match perfecto para quien eres hoy, nada te asegura que tú (o la otra persona) seguirá concibiendo el mundo de la misma manera los próximos 10, 15 o 20 años. El camino está lleno de experiencias inesperadas con las que cada uno tiene que lidiar, y no pienso que exista nunca aplicaciones o tecnología capaz de saber cómo reaccionaremos en un futuro.

Creo que, para el tema del amor, series como ‘Osmosis’ o ‘Black Mirror’ se acercan bastante a dar un vistazo de lo que podrían llegar a ser estas aplicaciones de citas en un futuro próximo. Pero pienso también que los seres humanos estamos hechos de cambios, de imprevistos y de dudas que a lo largo del tiempo, ninguna base de datos podrá mapear de manera absoluta.

Finalmente, una crítica más sencilla, pero que se cae de madura. Como es que todos los personajes encontraron a su alma gemela en Paris? Nadie tenía a su otra mitad un poquito más lejanos, digamos, en Italia o Alemania? Por no decir el norte de China, en Sao Paulo o en Nueva Zelanda? Creo que esto es lo que me pareció más inverosímil de la serie, que tu mitad perfecta se encuentra a tres distritos de tu calle. Entiendo que por temas de logística era lo más viable para la producción. Pero la idea es, por decir lo menos, absurda.

Billie, interpretación por Yuming Hey

Finalmente, un corazón para el personaje de Billie, representado por el actor Yuming Hey. Con un perfil completamente andrógino, que dejará en duda a varios durante los primeros episodios, lo estupendo de Billie es que es un personaje no-binario en una serie que no tiene el tema del género o la sexualidad como punto principal. Quiero pensar que en un futuro no muy lejano, este tipo de personajes y perfiles sea tan normal en la sociedad que no será necesario recalcarlo mil y un veces o dar explicaciones cada vez que aparecen en pantalla.

Get social

Check it out