Fashion

Palais de Tokyo

29th September, 2016

img_1567Hace tremendo calor aún, y Paris es una ciudad para caminar. 

Me advirtieron que trajese algo para abrigarme pero más parece Lima en verano. No quería ir con algo formal a mi primer día de desfiles. Les soy sincera: tengo los pies destruidos luego de tener 2 días de appointments por Paris y andar en tacos por la ciudad. Taco 9, para ser precisos. Mis NMD aparecían como una opción salvadora de la situación, pero terminaron siendo el match perfecto para la onda urbana/excéntrica del look. Algunas personas me preguntaron por snapchat por qué iba tan deportiva, si Paris es sinónimo de elegancia. Bueno, precisamente por eso. Esto es Fashion Week, no un matrimonio. Además, está en mi genética. Ponme un límite y te aseguro que lo cruzaré. Pero para responder: la formalidad no es el código aquí, sino la originalidad, y eso es algo que está tan claro que incluso resulta hasta absurdo explicarlo

Por la tendencia de zapatillas, creo que no vi a nadie más usando NMD. Las Stan Smith siguen siendo la primera opción, sobretodo para las fashionistas asiáticas, pero el régimen del stiletto 9 para desfiles de moda it’s long gone. Todo el mundo sabe que es imposible sobrevivir un Fashion Week en esos. El estilo de los asistentes es cada vez más realista.
img_1460 img_1529 img_1505 img_1547 img_1511

Por el look: la casaca de la colección OI16 de Ana Maria Guiulfo. Hace un calor intenso aún, de modo que la usé si nada abajo #FreeTheNipple, y dejé que una versión de off-shoulder saliese por sí solo. La falda denim es de Nuevo Mundo, del mismo look de Montmartre. La tela es el artículo premium rígido de la marca y tiene resinas que encapsulan el tono índigo de la tela, por eso el azul tan intenso.

img_1569 img_1611 img_1595 img_1577

Luego de unas rápidas fotos, volé al Palais de Tokyo, justo al lado del Sena. Es uno de los venues más utilizados en Fashion Week, y al llegar me hicieron pasar al backstage de Guy Laroche. El caos coordinado era casi tangible: beauty shots, fittings a último momento y base en las piernas de las modelos para emparejarlas. Gran colección (pueden verla por mi snapchat).

Luego, al desfile de Rochas, marca francesa de lujo que remonta desde los años 30s. Aquí sí que vino el jet set de la moda, desde Hamish Bowles, Giovanna Battaglia y Scott Schuman hasta bloggers como Chriselle Lim, Bryanboy, Irene Kim, Susie Bubble y muchas más (esta todo en mi snapchat). En realidad tuve un mini spoiler. S. Lemmonier, el director de moda y accesorios de Rochas, me invitó al showroom de la marca un día antes del desfile para un previo de la colección. Algo rarísimo en una casa así. Pero el equipo de la marca y Alessandro Dell’Acqua, el diseñador, son super buena onda y abiertos a difundir un poco más la colección al público.

Lo más divertido? Cuando preguntaban de dónde era. Perú es algo exotiquísimo para ellos. La mayoría nunca había conocido nadie que viniese de Perú a cubrir Fashion Week. Hay varias personas que lo hacen, claro que sí, pero somos un grupo pequeño y aún no estamos en la visión de posibles mercados para estas marcas. Pero este es tema para otro post, y uno largo.

img_1628img_1633

Get social

Check it out