Porque las modelos también engordan

27th December, 2011

Bueno, no todas. Pero algunas como yo tenemos que cuidarnos un poquito mas. Acá, algunos tips para las que no son modelos pero quieren exorcizarse del pecado navideño. 

1. Toma agua. Mucha agua. Harta agua. Justo cuanto creíste que ya era mucho y comienzas a ir al baño seguido, no pares, es una buena señal. Nuestro cuerpo está compuesto en 70% por agua, y mantener estos niveles no es cosa fácil, menos en verano. 
Ahora, si eres de los que odia tomar agua porque “no sabe a nada”, te recomiendo los jugos de frutas naturales, las infusiones heladas o simplemente cortar las frutas en rodajitas y ponerlas en una jarra de agua. Le da un sabor ligero y rico. 
2. Ricas frutas y verduras. Qué mejor época del año para comer una ensalada de frutas fresquita en el desayuno y un ensaladón con lechuga, palta, pollo y tocino en el almuerzo? Buenaso. Te ayudará a evitar la pesadez, mejorar la digestión y darte todas las vitaminas y minerales que no consumiste en invierno por evitar este grupo alimenticio. 
3. Come carbohidratos sanos. Papa, camote, yuca, arroz integral. Para que tu matanza en el gimnasio no sea en vano, tu cuerpo necesita algo consistente para sostenerse y no perder masa muscular. En cristiano, para lucir un cuerpo sano y compacto es necesario echarle una papita al caldo (pero chiquita! no abuses). 
4. Sal a correr en las mañanas. O a caminar, lo que mejor te acomode. O ir en bici, o en patines. Lo que quieras. Aprovecha los días de sol, los vientos frescos, los pocos carros en la calle los fines de semana (porque todos están en la playa), y sobretodo, la compañía de los más estimados. 

Get social

Check it out