Travel

Singapur y Bali: mi primera vez en Asia

19th August, 2019

Al hacer mis resoluciones de año nuevo 2019 no incluí para nada viajar a Asia por primera vez. Tal vez lo estuve considerando un poco más a inicios de año, luego de recibir visitas de amigas cercanas que viajaban al sudeste asiático y hacían escala en Paris. No las culpo, es bien bravo. 13 horas de vuelo directo Paris-Lima. Luego 13 horas de vuelo Paris-Singapur. Y finalmente 2 horas de vuelo Singapur-Bali. Saquen la cuenta.

Singapore financial center
Nusa Dua beach. Bali, Indonesia.
Merlion Park en Marina Bay Sands
El Templo de Uluwatu. Bali, Indonesia.

Por eso, cuando decidimos con J. visitar Bali, por primera vez para ambos, me emocioné al punto de crear un planning de viaje con horas detalladas e investigación tipo FBI de por medio. Si bien no cumplimos todo el cronograma a la orden, debo decir que este ha sido uno de los viajes que más me ha marcado en mis 29 años de vida. En cierto momento del show de luces de los árboles artificiales de Gardens by the Bay en Singapur —si no saben de lo que hablo, les sugiero ver mi Vlog sobre este viaje—, sentí una especie de emoción que me sacó una lágrima solitaria. Una lágrima de incredulidad mezclada con felicidad de poder viajar al otro extremo del mundo, del lugar donde nací. Y de hacerlo con una persona que me da mucha paz y alegría. Pero no los aburro más con esto, y empiezo a contarles cómo fue esta experiencia.

Esta primera parte salió un poco larga, pero vale la pena! Miren el VLOG

Sobre la visa. La facilidad de este viaje fue que ni yo ni J. necesitábamos de una visa para venir a Singapur e Indonesia. Como peruana, puedo viajar con mi pasaporte y quedarme 30 días en cada uno de estos países. Normalmente, me pedirían una certificación contra la fiebre amarilla, ya que Perú es un país considerado endémico. Pero sólo aplica si has estado en uno de estos países 6 días antes de entrar en Singapur o Indonesia. Yo viajé directamente desde Francia, así que no hubo necesidad, pero si viajan desde cualquier otro país de Latinoamérica —excepto Uruguay y Chile—, ténganlo en cuenta.

El show de luces en Gardens by the Bay es gratuito!

Sobre la moneda. En Singapur utilizan el dólar de Singapur. $1 dólar americano es $1.38 dólares de Singapur, y un taxi desde el aeropuerto les va a salir en promedio $20-$25 dólares de Singapur. En Bali, el cambio es radical. Allá manejan las rupias indonesias, y aquí viene la verdadera matemática. $1 dólar americano es 14,283 rupias indonesias. 1 euro son 15,300 rupias indonesias en promedio. Cuidado con equivocarse con los ceros a la hora de pagar la cuenta. En ambos casos, pueden cambiar dólares o euros en los aeropuertos. La tasa de cambio no está mala y les va a dar facilidades sobretodo para el transporte, y particularmente en Bali.

El ingreso a templos y atracciones suele costar unas 100,000 rupias indonesias.
Alrededor de $7 americanos.

Sobre la gente. En Singapur casi todo el mundo habla inglés, pues fueron una colonia británica hasta los años 60s. La gente es bastante amable, y el ambiente de la ciudad en mi opinión es una especie de Londres tropical. La segunda lengua oficial después del inglés es el chino mandarín, y la población de Singapur se divide entre descendientes chinos (la mayoría), indios y los expatriados. En Bali la gente es también bastante amable, pero lo que me chocó fue que siempre que J. y yo ingresábamos a un lugar, la gente lo saludaba exclusivamente a él, le preguntaban su nombre, de dónde venía y se deshacían en halagos, y yo simplemente no existía. No sé si es un tema de cultura machista, si es porque tienen en un pedestal a los turistas europeos o si es un tema de religión —J. me comenta que en países musulmanes el respeto a la mujer se define por no mirarla y hacer como si no existiera—, pero la verdad me hizo sentir algo incómoda. Igual preguntaba, hablaba y opinaba en todos lados y a todo momento.

La parte más mágica de Bali: las playas. Yo soy una chica de mar, acuariana nacida en una ciudad frente al Océano Pacífico. Así que descubrir un nuevo océano del mundo me hizo mucha ilusión, sobre todo cuando el agua es turquesa, transparente y una temperatura de 25 grados en promedio, y la arena blanca y limpia (al menos en algunas playas).

Nusa Dua significa “dos islas” en indonesio.
Agua de coco, lo único que bebí en esos días.

Recomendaciones puede haber miles. La selva de Ubud, las playas de Seminyak, los acantilados de Uluwatu y los resorts de Nusa Dua. No voy a hacer una lista extensísima, pero puedo recomendarles lo siguiente: si van a Bali tengan definido a qué plan quieren ir, y de acuerdo a su budget por supuesto. Es decir: si están buscando un plan más de tranquilidad en la playa, sin mucha gente ni bulla, o si están buscando ir donde revienta la fiesta. Para el primero, Nusa Dua me parece una súper opción. La fiesta revienta más del lado oeste de la isla, en lugar como Potato Beach Club o Omnia, un club de día. Si desean surfear, las playas de Padang Padang y Dreamland Beach son el mejor point. Y para tomar unos tragos con la mejor vista del sunset de Bali, Rock Bar es indiscutiblemente el mejor lugar —y es el video que les dejé en mi instagram).

Atardecer en Rock Bar, en la costa oeste de Bali.

Los mejores meses: de abril a setiembre, la época “seca” de Bali. Por aquí sólo hay dos estaciones: lluviosa y seca. Si están acostumbrados a andar en scooter, éste es el medio de transporte más rápido y práctico en la isla. Pero si no están muy familiarizados —sobretodo porque en Indonesia la gente maneja manteniendo la izquierda—, pueden alquilar un auto por hora, jornada o media jornada. Por 6 horas el precio es de 550,000 rupias indonesias. Alrededor de $38 americanos (y de seguro pueden conseguir por menos precio).

A pesar del trato extraño de la gente, y francamente desagradable hacia el final del viaje, viajar a Bali es un sueño. Sin embargo, lo único que ensombrece este viaje es un tema que tocaré la próxima semana en mi IGtv. Algo realmente preocupante y que pone en plena vista un problema en el que todos estamos involucrados, pero poco hacemos para solucionar.

Get social

Check it out