Travel

Viajes: Cómo empacar para un fin de semana corto en Europa

13th January, 2020

El frío se está poniendo cada vez más intenso en Paris. Debido al trabajo no tengo todos los fines de semana completamente libres, así que con J. hemos decidido hacer un viajecito corto a Madrid. La capital española me trae bellos recuerdos de las primeras veces que vine a Europa, y aunque he escuchado de muchos compatriotas que prefieren Barcelona a Madrid, yo me quedo con la segunda. 

Ahora, la pregunta clásica: ¿qué llevar? 

Antes de venir a vivir a París no conocía la noción de ‘viajar ligero’. Maleta de 24 kg mínimo, maleta de mano, carry-on, todo. Pero apenas comencé a vivir en Paris, comencé a moverme alrededor de Europa por fines de semana donde realmente no vale la pena llevar una maleta grande. Es sólo desventajas: tener que llegar antes al aeropuerto para registrar la maleta, esperar a que salga del avión, la angustia que se pierda (o te la pierdan). Así que no. Maleta de mano, cartera con básicos y punto. 

Pero qué básicos llevar? 

Cremas y líquidosnde no más de 100ml. Revisen igual con su aerolínea, pero 100ml suele ser el máximo para llevar cremas, shampoos, y demás líquidos. Puede sonar obvio, pero le pasa hasta a los viajeros más experimentados. 

Bolsa Ziplock. Para pasar todas las cremitas y maquillaje por la seguridad del aeropuerto. Si no tienes una, te hacen abrir la maleta y revisan. Y si estás con el tiempo justo, es la manera perfecta de perder el avión. 

Puede sonar tonto, pero no olviden su identificación –pasaporte o carta de residencia—. Si bien cuando viajan dentro del espacio Schengen no hay fronteras, no significa que pueden mostrar su carnet universitario o su tarjeta de metro para embarcar en el avión.

Para un fin de semana, una muda de ropa casual y algo un poco más fancy, si planeas salir. Pero sólo si estás fija en la idea de ir a algún lugar de moda y donde haya que vestirse bien. De lo contrario, ni te molestes en meter un vestido y tacos en tu maleta. Un labial rojo o de algún color intenso sirve también para vestir un look de noche. 

Zapatillas. Pero no deportivas, algo un poco más en un estilo casual. Stan Smith blancas, converse clásicas o Supergas. Algo con lo que estés cómoda caminando pero que puedas ingresar a un restaurante o bar simpático y que no te bloqueen en la entrada. 

Para mis compatriotas peruanos y latinos leyendo este post, la importancia del vestir bien en Europa es grande. En París es la regla absoluta, y en otras ciudades europeas es también importante aunque tal vez un poco menos estricto. Ténganlo en cuenta. 

Algo básico pero casi siempre olvidado: revisen los adaptadores del país al que van. Yo tuve varios dolores de cabeza al inicio en Londres, donde fui seguido el 2018, pues los enchufes son diferentes a los de Francia. Si planean moverse mucho por Europa, un adaptador universal no es una mala idea. 

Aprovechar un fin de semana para viajar dentro de Europa es de las mejores ideas en invierno. Y ustedes, qué destinos tienen planeado visitar pronto?

Get social

Check it out