Fashion

White men’s shirt

5th April, 2019

Fotografía: Mirella Ramírez (IG @ellamirez)

Me llegó un comentario a Instagram que me decía que ya no me visto más con la moda peruana. Lo leí un par de veces para entender con precisión lo que la persona quiso decir, pues luego de blogger sobre moda casi 8 años en Perú entiendo que el estilo considerado “a la moda” en mi país está intrínsecamente ligado a prendas más ceñidas al cuerpo, a colores más vivos e intensos —sobretodo cuando se acerca la temporada de verano—, a tops con hombros descubiertos y mangas XL, con este estilo californiano a lo Coachella, que se ha puesto tan de moda. Y en general a una producción más vistosa y sensual, para resumir lo que pienso que este comentario quiso decir.

Puedo decir que la camisa que estoy usando en este look es de una marca 100% masculina, que si bien uso mucho labial rojo en este día en particular no me provocó, y que no llevo demasiados accesorios, básicamente, porque me molesta cargar con muchas cosas en las muñecas y los anillos siempre los pierdo. Pero creo que la respuesta más obvia a esta opinión es que, claro, ya no visto más a la moda peruana porque simplemente ya no estoy más en Perú y no tengo acceso a las marcas y estilos que podía conseguir en Lima.

Ayer por noche tuve un insomnio terrible y me quedé hasta las 2am de Paris (como las 8 de la noche en Lima), revisando los inicios de mi cuenta de Instagram. Llegué hasta la primera foto, una campaña de LAN Perú para viajar por el Perú (6 setiembre 2012), y en el camino para llegar a ella pude ver todos los procesos que he pasado para llegar al estilo que llevo hoy. Es una historia para otro post, pero el punto es que recordé algunos looks que tenía y que amo hasta el día de hoy y otros outfits que hoy, 2019, pienso que COMO PUDE PONERME ESO. Pero es normal.

Recordé mi primer gran viaje con el blog en el 2015 a Estocolmo, Suecia, con H&M, y con otras marcas a Nueva York, Madrid, Sao Paulo, Ciudad de Panamá, Bogotá, Montréal y demás ciudades. Y resultó claro como mi estilo fue mutando cada vez que visitaba un lugar nuevo. Y esa es la belleza de no restringirse a llevar el estilo de un solo país, o un sólo lugar. Aunque es evidente que nuestro estilo se acomoda a la ciudad donde vivimos, creo que lo lindo de este viaje es disfrutar cada una de las etapas.

Get social

Check it out